27.082018
Off
5

Cese en el cargo de administrador de una empresa en España

En una empresa española, el cese en el cargo de administrador puede producirse por las siguientes causas:

Por caducidad del nombramiento.

  1. Por renuncia o dimisión al cargo.
  2. Por separación del cargo acordada por la Junta General.
  3. Por fallecimiento del administrador.
  4. Caducidad.

Se produce en aquellos nombramientos hechos por un plazo de duración determinado, donde el cargo caducará cuando, vencido el plazo, se haya celebrado la junta general o haya transcurrido el plazo para la celebración de la junta que ha de resolver sobre la aprobación de las cuentas del ejercicio anterior.

En el supuesto de que transcurra el plazo para la convocatoria de la junta general y no se ha convocado, el administrador caducado no podrá convocarla y deberá recurrir a la convocatoria judicial, y sin perjuicio de las responsabilidades que se pudieran derivar al administrador por la falta de convocatoria a tiempo.

  1. Renuncia y dimisión.

Renuncia o dimisión al cargo: El administrador está legitimado para dimitir de su cargo en cualquier momento, siendo un derecho del administrador al no que no caben limitaciones.

En cuanto a la renuncia, para que se produzca la inscripción de la renuncia se puede realizar por cualquiera de los siguientes medios:

En primer lugar, un escrito de renuncia al cargo, el cual debe ser notificado fehacientemente a la sociedad

Otra opción sería una certificación del acta de la junta general, con firmas legitimadas notarialmente.

Respecto a la dimisión, decir que es válida desde que llega a conocimiento de la sociedad.

Sin embargo, el cuidado o requisito exigible al administrador, en el supuesto de que sea administrador único, se exige que de forma anterior o simultánea a su cese convoque la junta que decida sobre el nombramiento de su sucesor, no siendo necesario acreditar la celebración de la junta, pero si su convocatoria.

Por otro lado, para el caso de otros órganos de administración distintos, cualquiera de los administradores que permaneciera en el cargo podría realizar la convocatoria.

Cabe decir, que la dimisión será válida incluso en los supuestos en los que provoca la reducción del número de administradores/consejeros por debajo del mínimo legal, incluso si quedara solo un administrador, pues el administrador o administradores restantes siempre pueden convocar la junta.

No dude en ponerse en contacto con nuestro despacho de abogados y economistas en Marbella si desea recibir más información sobre la administración de sociedades españolas.

Tags: , , ,